Mitos y Realidades

A través de los años, muchos mitos han surgido alrededor de la enfermedad de Alzheimer, a quién le da y cómo afecta. Estos mitos, aunados al estigma respecto a la enfermedad, impiden la habilidad para comprenderla y de cómo poder ayudar a la gente.

Mito 1: Demencia Senil

Realidad: Ha existido una tendencia a englobar  los problemas cognitivos y de comportamiento  del adulto mayor y lo que conocemos como señales de alarma como una demencia senil propia del envejecimiento lo cual limita a tener comprensión y  atención especializada a un diagnostico y tratamiento adecuado ya que en la actualidad se ha diferenciado diferentes tipos de demencia como el Alzheimer,  Vascular,  Mixta, Cuerpos de Levy, Frontotemporal, entre otras. Requiriendo cada una de ellas un tratamiento adecuado.

Mito 2: Debido a que alguien en mi familia tiene Alzheimer, yo también la voy a tener.

Realidad: Aunque la genética juega un importante papel en la enfermedad, una persona que tiene un familiar directo (padre, madre o hermano) con esta enfermedad, que tiene o tuvo Alzheimer tiene una probabilidad un poco mayor de riesgo de contraerlo.

Mito 3: El Alzheimer es una enfermedad sólo de personas mayores

Realidad: A pesar de que la edad es el factor más significativo para tener Alzheimer, la mayoría de los pacientes no desarrollan esta enfermedad al envejecer. Se han diagnosticado casos de personas de 40 años con esta enfermedad. Lo que es muy importante señalar es que el Alzheimer no es parte normal del envejecimiento.

Mito 4: Existe una cura para el Alzheimer

Realidad: Hasta el momento no hay cura alguna para la enfermedad,  sin embargo se continúan haciendo múltiples investigaciones en búsqueda de soluciones para esta enfermedad. Sin embargo solo hay medicamentos y otros medios que pueden ayudar a paliar  algunos síntomas y mejorar la calidad de vida en algunas personas.

Mito 5: La pérdida de la memoria significa tener Alzheimer

Realidad: Mucha gente tiene problemas de memoria al momento de envejecer, pero esto no significa por sí mismo que tenga Alzheimer. Cuando la pérdida de la memoria afecta las funciones de la vida diaria y está aparejado con la falta de juicio y razonamiento o cambios en sus habilidades comunicativas, entonces, es mejor consultar al médico para determinar las causas de estos síntomas. Se dan casos de Depresión que presentan síntomas muy similares sin embargo son curables y regresivos.

Mito 6: La enfermedad de Alzheimer se puede prevenir

Realidad: No hay ningún tratamiento que pueda prevenir la enfermedad de Alzheimer. Existe, sin embargo, una evidencia cada vez mayor, que el estilo de vida que se elige y la armonía entre cuerpo y mente puede reducir los factores de riesgo. Estos estilos de elección son: mantenerse físicamente activo; comer alimentos saludables, mantener una activación mental continua, buscar espacios de socialización y reducir el estrés.

Mito 7: Las vitaminas, los suplementos y otros agentes estimulantes de la memoria pueden prevenir la enfermedad de Alzheimer

Realidad: Numerosos estudios han sido efectuados para probar la efectividad de productos como la vitamina E, la vitamina B, la vitamina C, el ginkgo biloba, el ácido fólico y el selenio para la prevención de la enfermedad de Alzheimer. Los resultados son inciertos y hasta el momento no son concluyentes; sin embargo, la investigación en este campo continúa.

Mito 8: Si me diagnostican Alzheimer, esto quiere decir que mi vida se acabó

Realidad: Es importante que como cualquier otra enfermedad el diagnostico temprano juega un papel muy importante, aún cuando la enfermedad representa proceso degenerativo la velocidad del deterioro dependerá de la  atención que reciba el paciente. Es importante considerar que esta tención debe ser una atención integral, donde intervengan tratamiento médico, el entorno familiar y fortalecer sus actividades físicas, cognitivas, nutricionales y sociales .Esto le permitirá enlentecer el proceso degenerativo y mantener una calidad de vida activa y significativa a lo largo de la enfermedad.

Mito 9: Los pacientes con Alzheimer no pueden entender qué es lo que pasa a su alrededor

Realidad: Algunas personas con Alzheimer pueden entender qué es lo que está pasando a su alrededor, otras tienen dificultad para hacerlo, esto dependerá de la etapa o deterioro en el que se encuentre el paciente.

La enfermedad sí afecta la habilidad de la persona para comunicarse y darle un sentido a lo que pasa alrededor de ellos, pero todo esto afecta a cada persona de manera diferente. Cuando nosotros asumimos que una persona no entiende, podemos herir sentimientos de una manera no intencional, es importante saber que la persona no pierde su sensibilidad ni su capacidad emocional. El hecho es que una persona con Alzheimer  es una persona que lo último que pierde es su necesidad de afecto  por lo mismo necesita ser tratada con dignidad y respeto como adulto y no confundir con el mito de que vuelven  a ser niños.

2 thoughts on “Mitos y Realidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *