¿Cómo detectar?

 

La EA afecta a cada persona de diferente manera. Su impacto depende, en gran parte, de cómo era la persona antes de la enfermedad, su personalidad, condición física o estilo de vida. No todas las personas con EA mostrarán todos estos síntomas, ya que varían de un individuo a otro.

La Enfermedad de Alzheimer se manifiesta con:

  • Olvidos frecuentes.
  • Fallas de atención: No puede concentrarse mucho en una tarea
  • Distracciones significativas.
  • Repite siempre lo mismo
  • Acusa a otros de sus fallas
  • Cambios de conducta: desgano, apatía, irritabilidad, nerviosismo, humor cambiante, actúa “raro”.
  • Falla en tareas habituales.
  • Problemas de comunicación. No encuentra las palabras adecuadas.
  • Oculta y disimula los errores o fallas.
  • Puede acompañarse con una depresión.
  • Se siente limitado e inseguro.
  • Se desvaloriza, pierde su autoestima

Diagnóstico: Para establecer el diagnóstico, se toma como referencia una historia clínica detallada de los cambios que el paciente ha sufrido. Dicha historia es relatada por un pariente cercano o un amigo. Se requiere además un examen del estado físico y mental de la persona. La certeza del diagnóstico solo se puede lograr mediante estudio post-mortem. Al hacer un diagnóstico, es importante excluir otras condiciones tratables que causan pérdida de la memoria, como la depresión, infección urinaria, la deficiencia de vitamina y tumor cerebral. Se sugiere acudir con con un neurólogo, geriatra o médico internista para que realice un diagnostico clínico completo. La certeza del diagnóstico solo se puede lograr mediante estudio post-mortem.

 

¿Qué se entiende por “riesgo” y “factor de riesgo”?

Riesgo es la posibilidad de contraer una enfermedad durante un determinado período de tiempo de una persona. Todos estamos en riesgo de desarrollar demencia, pero algunos de nosotros están en mayor riesgo que otros. Por ejemplo, una persona de 80 años de edad, la mujer está en mayor riesgo de desarrollar demencia en los próximos cinco años que una mujer de 30 años de edad.

Un factor de riesgo

Es cualquier cosa que aumenta la probabilidad de desarrollar una enfermedad de una persona. Sin embargo, una persona que tiene algunos de los factores de riesgo para la demencia no irá necesariamente en el desarrollo, y evitar los factores de riesgo no garantiza que una persona va a ser saludable aunque no hacen que sea más probable.

Factores

  • Envejecimiento
  • Género
  • Genética
  • Historial médico
  • Medio ambiente y el estilo de vida

Fuente: Alzheimers.org